lunes, 28 de septiembre de 2009

DANZA PARA CUATRO


Al ritmo de la musica comenzamos
a bailar y tomada de la cintura
y mis brazos rodeando tu cuello
bailabamos mientras nos mirabamos a los ojos


Despacito, lentamente danzabamos
sin percatarnos que a lo lejos
unos ojitos nos miraban llenos
de alegria y entusiasmo


Poco a poco entre la danza
nos sentimos como perdidos
como si solo dos almas se encontraran
solas perdidas entre las nubes


No pudimos resistirnos a besarnos
cuando en eso unos brazitos nos
nos tenian tomados de la cintura
uno a cada lado uno del otro


Eran cuatro ojitos que nos veian
de abajo hacia arriba
mientras nosotros con risas
los mirabamos de arriba hacia abajo


Nuestros hijos sonrientes ante el espectaculo
del amor nos veian con sus ojos inocentes
y asi sin parar de bailar abrazados los cuatro
sonreimos y abrazados la balada de dos se convirtio en cuatro

4 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que hermoso tu poema. hiciste que danzará mi corazón..

Un abrazo
Saludos fraternos..

sebasubi dijo...

Hola! otra vez sin tiempo ni para leer :( anda a las corridas jaja pasaba a comentarte que tenes premios esperando en mi blog! :) espero te agraden.

besoss!

Darilea dijo...

Que bonito, leyendo me hiciste sonreir.
Me despertaste ternura.
Un besito :-)

Bea dijo...

A mi también me hiciste sonreir ^^